Emprendedor social

Es aquella persona cuya prioridad es resolver un reto social por delante de cualquier beneficio personal o económico de manera innovadora y escalable. El emprendimiento social no solo implica a las grandes, medianas o pequeñas empresas, sino que implica la participación de toda la sociedad como agentes de cambio y buscar impactar en las comunidades y personas.

Si ha escuchado mucho las palabras “emprendedor social” últimamente, no está solo. El emprendimiento social es una nueva forma de hacer negocios, que está ganando popularidad en todo el mundo.

Emprendedor social

Pero, ¿quién y qué es un emprendedor social, exactamente?

Los emprendedores sociales tienen muchas características en común con los emprendedores tradicionales. Ambos intentan cubrir una necesidad del mercado o cerrar una brecha en una industria. Ambos son a menudo solucionadores de problemas muy creativos.

La principal diferencia es esta: el emprendimiento social mide el éxito no solo en la cantidad de dinero ganado, sino en el impacto que se genera.

De ahí proviene la parte “social” del emprendimiento social. El emprendimiento social es cuando una persona utiliza el conocimiento y la innovación empresarial para impactar positivamente la vida diaria de sus amigos, familiares y comunidad. Y por eso, son las mejores personas para encontrar las soluciones.

Una empresa social no tiene por qué ser complicada, sino que debe centrarse en mejorar la vida de una persona o grupo de personas. Por ejemplo:

  • Tenemos el ejemplo de un emprendimiento social en Etiopía, en la cual el equipo vio la oportunidad de renovar un artículo de desecho común y la fibra de sisal, ambos como productos que la gente compraría. Además para esto contrató a jóvenes en riesgo para fabricar bolsas de sisal. Ahora este emprendimiento está limpiando su comunidad y dando trabajo a los jóvenes.
  • Otro emprendimiento se da en el Líbano, en la cual vieron la oportunidad de brindar equipos tecnológicos a los escolares de las zonas rurales donde no cuentan con tecnología. Para ello comenzó un servicio en el que viaja de escuela en escuela con computadoras, una impresora 3-D, juegos de codificación y otra tecnología para inspirar a los estudiantes.
  • Por otro lado en Ruanda, un emprendedor social desarrolló un programa para capacitar a las mujeres en la cría de cerdos y además diseñó un sistema en el que algunos de los lechones nacidos de los granjeros en su programa se entregan a mujeres que desean aprender, creando ingresos y medios de vida para mujeres rurales. Básicamente algo que beneficia a ambas partes.

Los emprendimientos sociales son muy importantes en la actualidad, puesto que generan valor tanto a las comunidades (impacto social) pero a la vez generan ingresos y son sostenibles en el tiempo (impacto económico) y además toman en cuenta los ODS para proteger y cuidar el medio ambiente (impacto ecológico). Esta suma de componentes permite ofrecer un nuevo enfoque a las nuevas generaciones tanto de empleadores como trabajadores, ambos grupos puede ser participantes de esta ola de emprendedores sociales que están cada vez más desarrollando proyectos que inspiran y transforman la vida de millones de personas y miles de comunidades.

Otros artículos que podrían interesarte: